Conan el bárbaro (Conan the barbarian, 1982)


Conan es un personaje literario que nació de la pluma de Robert E. Howard, allá por los años treinta. El cimmerio debuta en 1932 y a partir de ahí protagoniza al menos 20 relatos publicados en revistas pulp de la época (tales como Weird Tales), además de alguna novela como La hora del dragón. Sin embargo sospecho que no fue hasta llegada su versión en el mundo de la historieta que el personaje no adquiriría el estatus que hoy día ostenta.

Terminando la década de los 60, Stan Lee y Roy Thomas librarían una dura batalla contra el editor Marvel, Martin Goodman, para intentar convencerle de que diera el visto bueno a alguna de las muchas adaptaciones literarias que pedían los fans.
Dada la gran popularidad de Conan, debido a las reediciones de los años 50 y 60, parecía difícil la compra de los derechos y el héroe del taparrabos es descartado en primera instancia. No obstante, después de un esfuerzo económico importante, en 1970 veía la luz el primer número de la serie regular Conan El Bárbaro, escrito por Roy Thomas y dibujado por el gran Barry Windsor Smith (aún joven y con un caché asequible después de haber sido expulsado de los USA).
Más tarde, y aún con guiones de Roy Thomas, John Buscema se haría cargo del apartado gráfico, dando al personaje el aspecto físico que todos recordamos (mayor musculatura y sin casco) más parecido al culturista austriaco que le daría vida.

Finalizando los 70 comenzaba a gestarse el trabajo cinematográfico centrado en nuestro héroe. Al margen de un proyecto descartado que proponía una versión del relato El coloso negro, con Sean Connery y Raquel Welch, Roy Thomas realizaba un guión de las aventuras del cimmerio, también rechazado a su vez. Tomando algunos aspectos de ese borrador, Oliver Stone realizó su propia versión del texto, siendo éste el escogido definitivamente. Con todo no serían esas palabras las que se trasladaron finalmente al celuloide, ya que John Millius reharía la historia a su gusto, eliminando muchos de los elementos fantásticos que había propuesto Stone, virando la historia hacia una especie de western crepuscular y demostrando su absoluto desconocimiento del personaje.
Finalmente, en el 82, se lanzaba la cinta con guión firmado a pachas por Millius y Stone -aunque me gustaría saber que quedó exactamente de lo realizado por el director de Platoon-.

Como adaptación hay que decir que Conan El Bárbaro es poco menos que horrorosa. En la versión de Millius, los padres de Conan son asesinados cruelmente por Thulsa Doom y el joven es condenado a la Rueda del dolor durante años, generando en el tierno cimmerio un agudo sentimiento de venganza. Como vemos, en pocos minutos la peli destroza los planteamientos iniciales del cómic. Poco se sabe en éstos de los padres de Conan y resta decir que jamás se dejó esclavizar el bárbaro durante más de dos o tres días en las historias originales. Si nos ceñimos al papel, Thulsa Doom, que vivió en la época del Rey Kull, no es sino un precursor del verdadero enemigo de Conan: el brujo Toth-Amon. El primigenio adorador de Set y el musculoso norteño se cruzarían alguna vez a lo largo de sus vidas por obra de la hechicería, pero desde luego no eran coetáneos.
A medida que avanza el metraje vamos siendo conscientes de que la intención del cineasta no es reflejar la verdadera historia del héroe. En la peli Conan aprende a luchar en Kithai ¿? Y no sólo eso, sino que allí se aficionará a la poesía y la filosofía ¿¡¿?!? Se encomienda a Crom, como en los tebeos, pero vaga buscando la respuesta a una pregunta que éste le hará cuando muera: el enigma del acero. Creo que en algún momento habla del Valhalla y además se rodea de unos secundarios que poco tienen que ver con los originales. La Valeria del cine está más cercana a la Belit de la historieta, que vuelve de la muerte para rescatar a su amado: ‘si yo estuviese muerta, y tú luchases por tu vida, volvería de las tinieblas, del abismo del infierno, para luchar a tu lado’. Prácticamente sacado de La reina de la costa negra.

Al margen de todo este desprecio por el referente literario, John Millius realiza una cinta verdaderamente extraordinaria que ya se ha convertido en uno de los mitos de cualquier videoteca.
A pesar de las ideas un tanto nazis del autor norteamericano, y la extraña intención de relacionar las aventuras del bárbaro con el ideario de Nietzsche (la película comienza con una cita del filosofo alemán: ‘eso que no nos mata, nos hace más fuertes’) El resultado final es una especie de western fantástico influenciado por el estilo de, por ejemplo, John Ford, con muy pocos diálogos pero con una puesta en escena realmente sorprendente. Los personajes, al margen de interpretaciones, adquieren un carisma espectacular y la peli está plagada de secuencias para el recuerdo.

De entre los actores protagonistas, muchos de ellos no profesionales en aquel momento, destaca la voz de Darth Vader, James Earl Jones, interpretando a un terrorífico Thulsa Doom. El villano dispone de varios momentos de gran intensidad, como cuando responde al enigma del acero o, casi al final, al explicar que él mismo es la única razón de la existencia de Conan, con posterior amputación de testa. Una de las mejores secuencias que recuerdo en toda mi vida.
Arnold Schwarzenegger dio el gran salto a la fama a raíz de este rollo y los compañeros de Conan: Valeria, Subotai y el mago coñón, a pesar de que no cosecharan grandes éxitos de ahí en adelante, nunca abandonarán el imaginario colectivo. Sobre todo Subotai, pedazo de sidekick.
Por otra parte, el mítico Max von Sydow realiza un breve papel como el Rey Osric. En las escenas eliminadas de la edición especial podemos comprobar cual fue la suerte del atormentado monarca, en una ejecución palaciega de lo más violenta y espectacular.

Cabe destacar también que la cinta se rodó en España, por lo que el pequeño Conan no es sino Jorge Sanz, y su madre, Nadiuska. Ver para creer. Y si estáis al tanto reconoceréis perfectamente la Ciudad encantada de Cuenca.
Otro dato curioso de los extras del DVD es cuando Arnold se lastima en medio del rodaje y debe ir a urgencias para que le den unos puntos. El mismo actor se sorprende de que en España los puntos los den los ATS y no los médicos, y parecía bastante acojonado. A lo que Millius reacciona, en su estilo fascistoide, cagándose en sus muelas. Todo muy cómico.

A pesar de alejarse brutalmente de los textos clásicos, el Conan de Millius refleja bastante bien el carácter del personaje. No os olvidéis de aquella ocasión en que tumba a un camello de un puñetazo, o cuando reza a Crom antes de la batalla final:
Crom, jamás te había rezado antes, no sirvo para ello. Nadie, ni siquiera tú recordarás si fuimos hombres buenos o malos, por qué luchamos o por qué morimos. No, lo único que importa es que dos se enfrentan a muchos, eso es lo que importa. El valor te agrada Crom, concédeme pues una petición, concédeme la venganza… y si no me escuchas, ¡Vete al infierno!’.

Dicha batalla, como todas las escenas de acción de la peli, está rodada de forma magistral. El director no escatima en violencia y la cámara se mueve lo justo para que veamos claramente lo que ocurre en todo momento. Quizá unos cuantos directores de moda deberían tomar nota de largos como éste.
Y todo ello aderezado con una de las mejores bandas sonora que yo haya escuchado, a cargo de Basil Poledouris.

Conan El Bárbaro es un clásico de entre los clásicos que, con el tiempo, se ha convertido en una de las mejores obras del género que existen. Eso sí, si queréis daros un paseo por la Era hyboria, no utilicéis el mapa de la peli en cuestión.

Dictamen: V

(*) Artículo publicado inicialmente en el magnífico weblog de cómics Es la hora de las tortas!!!



11 comentarios:

JohnTrent dijo...

Pese a que no es de mis favoritas de Arnold, hay que reconocer que es mitica y que la banda sonora es una joya.

Saludos.

Mario dijo...

Hay que decir que Basil Poledouris ha muerto recientemente.
El 8 de noviembre.

Buen viaje crack!

flits dijo...

q grande es cuenk!!

la cr0queta titirimundi dijo...

bastante mítica, estoy de acuerdo :)
nota: le estas dando a todas lasdel chuache el V? jajaja

Mario dijo...

Sólo queda T2 por poner un V creo.
Y Desafío total se llevó el IV :-P

Saludetes!

Cesare dijo...

Jejeje, otra mítica del sábado por la tarde.... solo que esta ademas es buena...

Cesare dijo...

Por cierto, para cuando Los Inmortales o mejor aun, He-Man y los Masters del Universo... Si no las comentáis vosotros no lo hará ninguno.

Mario dijo...

Los inmortales cae pronto :-)
En breve, Golpe en la pequeña China.

Paulo dijo...

Inmortal Conan, el tema principal de la banda sonora a cualquiera le sube el espíritu guerrero

AL dijo...

Una joya de película.

Veo que la adaptación no es muy fiel (no conozco demasiado la obra pese a tener algunos comics), pero como película, es un PELICULÓN.

:)

y de la música de Poledouris ya ni hablamos :)

Edu el Salvaje dijo...

Conan el barbaro la mejor adaptacion que se ha hecho de los relatos de Robert E. Howard las de Kull el conquistador y Red Sonja dan verguenza ajena ,la de Conan el destructor es un insulto a la vida ,las peliculas de "Espadas y Brujeria "que si estaban bien eran Tygra hielo y fuego y El señor de las bestias ,y la de Hundra era simpatica porque las de Ator eran realmente medocres .