EL grito 2 (The Grudge 2, 2007)


Takashi Shimizu, responsable de La maldición (Ju-On: The grudge, una de las mayores obras maestras del terror que se han realizado en los últimos tiempos) y de su extraordinaria secuela, dio el salto a Hollywood a cambio de rehacer sus propias películas, primero en El grito, con Buffy de protagonista, y ahora con El grito 2.

Desafortunadamente para él, y a pesar de sus esfuerzos por occidentalizar las tramas haciéndolas más comprensibles y dinámicas para el vaguete espectador de esta parte del mundo, los resultados no han sido del todo satisfactorios.
Es de agradecer que El grito 2 no adapte la versión nipona sino que la reinterprete con algunos elementos comunes pero con un planteamiento completamente diferente. Así, a pesar de la decepción que resulta su visionado, evita una comparación odiosa y obsequia al espectador fiel con una película diferente al fin y al cabo, aunque mucho menos interesante.

Los arrojos de Takashi por moldear su estilo al gusto hollywoodiense no cuajan por ningún lado. La trama es simplificada al máximo restando ese prodigioso halo de misterio que envolvía a las cintas orientales (como ya ocurría incluso, en menor medida, en la secuela nipona respecto a su predecesora) La desconexión temporal de las piezas argumentales no tiene aquí la más mínima objeción, y es tan obvia que casi merecía no existir.
La manera en que el director resuelve su estilo llega a ser insultante, adecuando la película a todas las mentes (como mandan los cánones) y cambiando la atmósfera de absoluto terror conseguida a base de planos lentos y apariciones fugaces de los fantasmas por constantes asesinatos efectistas de la chica de los pelos.

No sé porque motivo el niño pierde su carácter terrorífico, y no es menos cierto que las diáfanas explicaciones otorgadas a la problemática planteada no hacen sino restarle emoción y enigma a la historia. Si nos tratan como a tontucos la peli nos gusta menos, está claro.
Rozando el desastre se encuentran aquellas escenas en las que un par de rubias se convierten en fantasmas azules al estilo nipón. Lejos de asustarnos, la secuencia más bien retrotrae a los tebeos de Los pitufos, aunque bien es sabido que en aquellos sólo existía una Pitufina.

No obstante Takeshi demuestra su habitual pericia en escenas realmente bien rodadas como aquella en la que la mujer fantasma aparece en el cuarto oscuro o aquella otra en la que una joven desaparece dentro de su sudadera.
El ritmo es bastante rápido (aunque esto se convierte más bien en un defecto respecto a los referentes del Japón) y la película no se me hizo pesada a pesar del coñazo que dio cierto sector del respetable, y no miro a nadie.

En conclusión, si os gustaron las cintas originales puede que disfrutéis de esta versión acudiendo al cine con rebajadas pretensiones.
Si aquellas os parecieron un infierno (como sé que les pasa a muchos) huid de El grito 2 como si del demonio se tratara, que más o menos es de lo que se trata.

Dictamen: II



5 comentarios:

flits dijo...

Si no se te hizo coñazo es precisamente a ese sector del respetable ...bbbuuuuaarrrggghh!!;p

Hombre Lobo dijo...

Pues yo pensaba verla este fin (de hecho, pienso echarme un doblete con "The Host"). Ya te contaré.

nonasushi dijo...

The Host es una maravilla hombre lobo...la comentada por hombre de arena..es KK.

Me aburrió soberanamente y creí que no terminaba nunca.

Lo peor es que me estaba bebiendo un vaso de leche, cuando empezó la escena en que la amiguita abría la puerta a la rubía con un litro de leche en mano. ¿Recuerdas esa escena?...¡¡¡CASI ME DIO ALGO!!!

De todas formas hice mi critica también por si te apetece verla

Saludos

http://butaca4.blogspot.com/2007/02/las-10-peores-peliculas-de-la-historia_14.html

Mario dijo...

Pues espero con impaciencia la reseña de The host, Hombre lobo. Que todo parece indicar que no podré verla por ahora.

Y respecto a la escena de la leche a mí fue de las que sí me gustó :-P

Saludos!

PD: Flits, tirar rutios EN ALTO en medio del cine NO HACE GRACIA!!!
:-D

flits dijo...

La primera es mejor...tiene un impacto visual más efectivo a la hora de los "sustos".