The host (Gwoemul, 2006)


En el último festival de Sitges sonó con fuerza una nueva producción de la lejana Corea del sur. Bong Joon-Ho, responsable de la destacada Memories of murder (que aún no he visto) presentaba en esta ocasión lo que podía parecer una monster-movie de toda la vida. A pesar de ser publicitada como tal, comparándola directamente en los carteles con Alien o Tiburón, lo cierto es que la experiencia de The host dista mucho de lo que fueron aquellas pelis de los setenta.

Las diferencias entre el enfoque oriental y el hollywoodiense, al que evidentemente estamos más acostumbrados, son obvias. El ritmo de la cinta, como en casi todas las citas con el cine de ojos rasgados, es como mínimo extraño: no diría que lento, al menos si nos ceñimos a la idea que por estos lares tenemos de este concepto, tampoco es dinámico y trepidante como recitaba el cartel, comparándola con aquellas dos obras maestras. The host tiene una cadencia pausada y anómala, bastante difícil de describir pero fácilmente identificable para cualquier seguidor del cine de aquella zona. La criatura de este largo aparece muy pronto y a plena luz del sol, olvidando la posible tensión dramática centrada en el propio monstruo y deslizando el desarrollo por otros derroteros, síntoma evidente de lo que nos vamos a encontrar.
El sentido del humor que se maneja es complicado de seguir, y las carcajadas que sonaban en la sala se debían probablemente a lo ridículas que nos resultan ciertas situaciones cómicas.
Estos factores, junto a algún otro más, hicieron que el filme se me hiciera irremediablemente aburrido en algunos momentos, sin poder evitar sentirme ajeno a la forma de contar una historia que se nos propone.

No obstante, al margen de la ausencia de efectismos y de la estupefacción que generan los personajes, no es menos cierto que los verdaderos tiros de la película y su autentico interés no van exactamente por ahí. La crítica social y el ataque directo a la política norteamericana son, sin ningún tipo de lugar a dudas, los verdaderos objetivos del director. Al igual que ocurría en Godzilla, Joon-Ho utiliza el pretexto de un monstruo mutagénico para esgrimir una sátira política y de denuncia a las bravas.

El símil con la guerra de Irak o los ataques preventivos antiterroristas son muy claros:
Una base militar de los USA vierte productos químicos en un río, lo que más tarde provocará una desgracia en forma de pez mutante. Las escenas rememoran el entrenamiento de la CIA a gente como Bin Laden o el apoyo inicial a Sadam, sembrando el río con desperdicios para después cosechar monstruos.
Años más tarde, con la alimaña en pleno apogeo castigando a los nativos, algún indicio absurdo les hace deducir que existe un virus peligroso para la comunidad internacional ¿Armas de destrucción masiva? Relativo a este pasaje es absolutamente genial la secuencia en la que un médico militar americano encuentra evidencias del virus en el comportamiento del protagonista.
Finalmente los USA intervienen en el país montando un pollo que acabarán por tener que solucionar los mismos civiles que sufren las consecuencias. Las disculpas finales del presidente son íntegramente reveladoras.

Este mensaje, sumado a la presentación de una familia cualquiera unida, pese a sus diferencias, frente a la adversidad, distancia a este filme de otros del estilo y, en mi opinión, consigue que se superen algunas barreras propias, quizá, de la inmensa distancia intercultural.

Los miembros de la familia, desquiciados y fuera de toda idealidad, pero defendiendo a pesar de todo, y sin saberlo, valores de honestidad y grandeza (el modelo Homer Simpson) así como el sorprendente final anti-Hollywood, consiguen hacer olvidar, en cierto modo, la no demasiado venturosa concepción artística y de puesta en escena.
Por tanto, finalmente opto por valorar la peli de forma positiva.

Dictamen: III



10 comentarios:

Anónimo dijo...

muy bien escrito.

Cesare dijo...

Alien y Tiburón de los 80? Los 70, gracias. Un puntilla sin más, no me lo tengas en cuenta...
A ver si consigo engañar a alguien para que me acompañe a ver The Host esta semana, que espero no me defraude, ya que gracias a tu critica, la más desfavorable que leo desde su presentación en Sitges, mis espectativas se han visto reducidas... Y esa siempre es mejor manera de acercarse a un film que se compara con grandes películas como las que se mencionan en el cartel.

Mario dijo...

Ejem, Ejem...
No se puede tener ni un pequeño lapsus, como saltáis a la yugular :-P
Ya está arreglado.

Respecto a las bondades de la reseña he de decir que a Boris le gustó aún menos que a mí.

Saludetes!

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Buenas. Aunque aún no he visto “Memories of Morder”, tras ver la asombrosa “Barking dogs…” de este director me esperaba mucho más de “The Host”. Estas dos últimas, aunque a distinto nivel discursivo, comparten muchos puntos en común, estando a mi entender la primera mucho más conseguida; pero bueno, con “The Host” he pasado un buen rato, y no deja de ser interesante.
Lo de la falta de tensión y tal en las secuencias del bicho, como indicas más adelante, no parece ser el objetivo del director hacer algo tipo “Tiburón”, “Alien”, etc, sino lanzar varias ideas al margen de la trama del monstruito, elaborando un discurso crítico y de denuncia, aparte de los apuntes de absurdo humor y drama. Si además de dicho discurso hubiese logrado un film sólido de terror estaríamos ante un peliculón como un castillo.
En fin, para mi, entretenida e interesante.

Saludos.

troncha dijo...

A mi sinceramente me decepcionó bastante la película, y ahora viendo el trailer de TV, me parece que engaña sobremanera, lo basa todo en el "bicho" y la verdad es que la pelicula, en gran parte de su metraje lo deja de lado... en genral, no me gusto demasiado.

BUDOKAN dijo...

Vamos a ver que nos depara esta nueva peli sobre un monstruo, en esa materia mi favorita es "The Thing" la de Carpenter. Una obra maestra.

Manu, the java real machine dijo...

Tengo ganas de verla...

Estaba al tanto de la misma, y la temática... lo malo es que con la publicidad como peli de monstruos... luego muchos dirán que es una mierd...

Mario dijo...

IRIAN-HALLSTATT: Totalmente de acuerdo contigo.

troncha: También de acuerdo. El trailer da lugar a equívocos.

BUDOKAN: En la humilde opinión de los creadores de este blog, La cosa es una obra maestra que se llevará el V.
Aunque no es exactamente una Monster-movie.

Manu, the java real machine: Es mejor ir prevenido para disfrutarla, ya nos contarás...

Saludos!

Kike dijo...

La película me pareció una mierda olorosa y blandita en toda su gloria. La comedia devora y destruye la trama argumental y aunque no existiera dicha comedia, el argumento esta sembrado de "agujeros" insalvables.

flits dijo...

Desde luego es la mayor estafa desde lo de Afinsa y todo aquella historia de los sellos....que manera de engañar con el trailer y sobre todo con los comentarios absurdos y blasfémicos de Alien y Tiburón.