Mujeres de arena: Marilyn Chambers

Como soy más vago que la chicharra, estuve largo tiempo dándole vueltas a una nueva sección fácil y liviana que no me diera demasiados quebraderos de cabeza. Y aquí está el resultado de mis tribulaciones. Desbarrar rapidito y poner una foto de mi tema favorito sobre la Tierra: las mujeres (de arena, lo siento por el no demasiado brillante juego de palabras)
Un repaso por los más jugosos mitos sexuales del cine fantástico y de terror. Un pequeño santoral de mi religión del bendito agujero de azúcar y sus maravillosos alrededores.


Para la presentación estelar he elegido a Marilyn Chambers, una de las diosas del porno aquel de los años setenta cuyos productos disfrutaron de los argumentos más descacharrantes y que iniciara la legendaria y seminal (nunca mejor dicho) Garganta profunda. En su haber dos películas para la historia: Furor insaciable y, sobre todo, Tras la puerta verde, el inefable (que no inlefable) desvarío psicotrónico de las corridas de colorines a cámara lenta. Por qué ocupa un puesto muy alto en mi podium personal de actrices X ni yo mismo lo sé, ya que, aunque esbelta y guapa como ella sola, ni siquiera se acerca al estereotipo físico que prefiere el menda. Quizá se deba a su fascinante y nada común unión de elegancia y lascivia y a que nadie, nadie, ha recibido regalitos espesos en la cara como lo hacía ella. Con verdadero placer y la dignidad de una reina.

Su inclusión en la sección puede parecer bastante cogida por los pelos, puesto que sus correrías dentro del género se reducen a su papel protagonista en Rabia, de David Cronenberg. Correrías breves pero intensas, como se puede apreciar echando una ojeada al lúbrico papel que le encasquetó el canadiense: una linda muchacha que se infecta con un virus cuyos síntomas son un bonito falo succionador en la axila, la necesidad de chuparle la sangre a la gente con él y los calentones que se agarra mientras lo hace. Creo que más que suficiente para estar aquí.

Bueno, os dejo con el primer cromo de la colección, que seguro que os gusta más que mis reseñas habituales.

Filmografía esencial:

-Tras la puerta verde (Behind the green door, 1972)
-Rabia (Rabid, 1977)
-Furor insaciable (Insatiable, 1980)

12 comentarios:

nonasushi dijo...

Muy mona la chica...

No en serio, a mi me gustó mas garganta profunda , que tras la puerta verde. Me reí mas y me lo pase mejor.

Vamos que Boris escribe si hay tias de por medio...mmmmmmmm (I'm joking)

Markitos dijo...

¿Pornografía?

Es la única manera que tenéis para que escriba algún comentario. cochinos, que sois unos cochinos.



¿Para cuando Silvia Saint?

Mario dijo...

"bendito agujero de azúcar"

Agujero de azucar?? Pero quien coño habla así!!!

The holest of the holes!!!

allicroom dijo...

Pero a donde va a ir a parar este blog!!!Boris eres un desviado!!!jaja ;p (haces bien)

Boris dijo...

A Nonasushi: Pues, sí, en general no hago nada si no hay feminas de por medio (también es un joke, que ya no sé ni que imagen estoy dando :D)
Yo también prefiero Garganta, la verdad.

A Markitos: La sección va sobre macizas en el cine fantástico, aunque haya coincidido que la primera fuera una porno star.
De todos modos, a mí, la Saint no me entusiasma.

A Mario: Hombre, pues hablar así, creo que nadie. Aunque, si hubiese alguien que lo hiciera, seguro que también soltaba perlas como "el que no se había inscrito en el libro de la vida fue arrojado al lago de fuego"... :-D

A Allicroom: Nunca negué que no lo fuera!!!

Saludos a todos!!!

Mario dijo...

Sería alguien muy religioso que lee habitualmente el Apocalipsis de San Juan :D

Sin embargo nunca diría que algo sabe a azucar cuando todo el mundo sabe que en realidad sabe a pescao!!! XDDD


Saludos!

Boris dijo...

Touché!!!

Herman Monster dijo...

Hace poco he conocido vuestro blog y simplemente decir que me encanta. A seguir así

Saludos

BUDOKAN dijo...

Esto parece un material más que interesante. No sólo por lo que comentas sino por las bellezas de las fotos. Saludos!

Boris dijo...

Gracias a los dos!!!

Milgrom dijo...

Marylin Chambers, cuantas cositas he hecho con ella. El problema es que ella nunca lo supo, jeje. Estupendo post

Anónimo dijo...

Un artículo muy inteligente sobre todo la parte de la foto aunque el articulo esta excelente