La bestia de la cueva maldita (Beast from haunted cave, 1959)



Si bien a primera vista pueda parecer una película harto mediocre dentro del subgénero de las monsters movies, tan en boga durante los años cincuenta, La bestia de la cueva maldita (aka Beast from haunted cave, 1959) resulta ser una entrega fresca que destaca por intentar romper una serie de conceptos preestablecidos, que, a esas alturas de década, no hacían más que fotoclonarse, perdiendo así toda su fuerza, entrega tras entrega.

Porque, para empezar, se desmarca del encasillamiento básico, al entremezclar pluscuamperfectamente el género policiaco, la aventura, la ciencia ficción y, por qué no, el romance. La reclusión en una cabaña perdida en medio de las nevadas montañas de una banda de de ladrones a la espera del transporte que les conduzca a Canadá conformará un tour de force de los personajes que, unido a la presencia del guía ajeno a todo ello, y a la obsesión de uno de los componentes por un monstruo con el cual ha tenido la desgracia de cruzarse, promoverá todo el entramado de la película en cuestión de una manera harto magistral.

Otro factor a destacar es el hecho que la bestia de la cueva maldita es un personaje secundario que, aunque irá cobrando protagonismo a medida que avance el metraje, para nada será el leiv motiv de todo el conjunto argumental. Es más, el director, Monte Hellman, conocedor de las limitaciones presupostarias y de la técnica narrativa, hace un uso justo y adecuado de la quimera, mostrándola única y exclusivamente cuando el guión así lo exige, subterfugio harto efectista, pues una vez vista, queda patente que un abuso hubiera convertido la película en una mera jocosidad irrisoria.

Hay que destacar también la facilidad que tiene Hellman tras la cámara: alejándose de tópicos manieristas, y aún tratándose de su primera película, jugando con los encuadres, los claroscuros y las ingentes extensiones de terrenos desolados y nevados, creando así un contrapunto antagónico con las escenas interiores, mucho más comedidas y claustrofóbicas.

El desenlace, quizás, sea una de las debilidades de esta cinta. Resulta algo confuso y apresurado, so pena de una sobreexposición del monstruo arácnido bajo el pretexto de conformar la traca final. Aún así, es una cinta a recuperar y reivindicar, pues, su condición de outsider dentro de un subgénero ya de por si harto denostado por el uso y abuso, la ha relegado a un rincón del olvido fílmico al que no le pertoca estar por méritos propios.

Dictamen: III




7 comentarios:

nonasushi dijo...

Tomo nota, clásicos de terror malos, regulares y buenos son una de mis pasiones... y ver buenos es mas difícil
GENIAL POST saludossssssss

Mario dijo...

De hecho, aprovecho para felicitar a Mr. Higro por estos bocados de cine outlier que dispone para nosotros, humildes aficcionados :-)

Buen trabajo crack!

Kike dijo...

Disfruté mucho el filme.

BUDOKAN dijo...

Por lo que escribes y lo que se puede ver en el vide. Esto es algo imprescindible para cualquier cinéfilo. Saludos!

Higronauta dijo...

Higronauta aportando: aquí tienen el tema musical de la cinta en cuestión, compuesto por Alexader Lazlo & Fred Katz para acompañar la lectura o hacerse la boca agua ante el visionado.

Buscaré pues más de este calibre, Nonasushi.
Maese Mario, un placer, sobra decir. Aunque entre mi recorrido personal y la subcontrata que me ha realizado, a duras penas consigo ya contemplar una cinta con la "mirada clara"...
Alégrome de ello, Kike, pues, visitando webs y más webs, he visto que parece no ser del agrado de mucha gente (es más he encontrado la cinta de marras en más de una web de esas de "The worst movies...").
Espero que le guste, maese budokan. Ya dirá...

Mario dijo...

"...a duras penas consigo ya contemplar una cinta con la "mirada clara"..."

Me parece que ya estamos todos infectados con esta mala costumbre :-)

Cesare dijo...

Pues a la lista....