Las diez mejores pelis de terror


Creo que era James Cameron, en una entrevista dedicada a Aliens, el que decía que la popularidad del cine de terror se debía a la vida acomodaticia que llevamos en el mundo occidental. Me explico (se explica él, mejor dicho): el ser humano se caracterizaba en sus albores por su debilidad, por su papel de presa fácil dentro de la jerarquía natural. En cierto sentido echamos en falta las descargas de adrenalina necesarias en aquellos tiempos para la supervivencia, para poder correr como perros cuando cualquiera de los bichos que pululaban por la prehistoria quería hincarnos el diente, y las intentamos sustituir por pasar algo de cómodo miedo en la butaca de la sala de cine mientras comemos unas palomitas, recreándolas virtualmente a través de los sufridos personajes.
Con una idea más amplia, se puede decir que el género terrorífico es el medio perfecto para permanecer en contacto con nuestra mitad más oscura y, gracias al efecto catártico de cualquier obra de arte, poder vencerla. Una terapia contra nuestros miedos atávicos, reales o sobrenaturales, que quedan despojados de importancia al abrir los ojos hacia ellos y finalmente volver a arrinconarlos cuando se encienden las luces de la sala. Una terapia contra el mal, no sólo el que nos daña sino también con el que podemos dañar (se experimenta el papel de asesino junto al de víctima, diría yo), contra lo desconocido y, en definitiva, contra la muerte, que palpita por debajo de todo la muy cabrona. Y de vuelta al día a día más anchos que largos.
De cualquier modo, tantas horas de insano esparcimiento se merecen un articulillo. Aquí os dejo una lista con las películas de miedo que más me han acojonado y divertido.

Hellraiser (Clive Barker)


Es mundialmente conocida por haber dado pie a un lamentable juego de palabras con su título, origen del nombre de una sobresaliente bitácora del ciberespacio. Supuso el debut de Barker en la dirección de un largometraje, que dio el salto desde su faceta de novelista. Parte de la particular filosofía sexual del Marqués de Sade, para crear un argumento inteligente de principio a fin, mientras hurga en la irremediable tendencia del ser humano hacia lo perverso. Gloriosas escenas eróticas en las que se mezclan el placer y el dolor a través de imágenes grotescas (el tipo anda todo el día por ahí sin piel, sobando a la otra), junto a un impresionante diseño artístico (la caja, por encima de todo) que forma parte ya de la memoria de los aficionados junto al peinado de la novia de Frankestein o las garras de Fredy. El posterior y escaso trabajo del cineasta no la hace justicia, al igual que sus siete u ocho secuelas.

La cosa (John Carpenter)


Creo que es uno de los pocos casos en los que un remake supera a la original. Basada en El enigma de otro mundo, atribuida a Howard Hawks, introduce la idea de que el monstruito extraterrestre puede mutarse en cualquier forma orgánica que desee, lo que consigue dotar a la película de un aire de suspense que su predecesora no poseía, ya que la historia gira en torno a la sospecha por parte los expedicionarios de que cualquiera de ellos puede ser el nada amistoso visitante; atención al soberbio final abierto. Destacan también los alucinantes efectos especiales y de maquillaje, estos últimos a cargo de Rob Botin y la mil veces demostrada pericia de Carpenter a la hora de filmar en scope. La vi con unos diez años y me marcó para siempre: quién podía pensar que se puede pasarlas putas y disfrutar al mismo tiempo.

The Ring (Hideo Nakata)


Paradigma del cine de miedo nipón moderno, plantea los lugares comunes que se han repetido hasta la saciedad en las producciones japonesas que la siguieron: La niña espectral con pelo lacio sobre la cara que viene del más allá haciendo extraños ruiditos y contorsiones, el crimen violento como origen de la historia, los personajes hundidos en depresiones y la sombría fotografía con cielo nublado y lluvia como elementos esenciales. La verdad es que me pone los pelos como escarpias. Aunque es deudora directa de la fascinación oriental por los fantasmas, creo que el argumento se parece sospechosamente a uno de los mejores clásicos occidentales del género, Al final de la escalera, de Peter Medak. El posterior remake de los americanos, tan aficionados a reventar el talento ajeno en nombre de los beneficios económicos, no está nada mal tampoco, y además enseña las tetillas de esa preciosidad que es Naomi Watts.

Alien, el octavo pasajero (Ridley Scott)


Scott tuvo la suerte de darse de morros con el mejor equipo de diseño artístico que pueda imaginarse para una película fantástica. Moebius, que creó las bases de la imaginería de la ciencia ficción actual (ahí es poco), y Giger, el genuino pintor surrealista de los infiernos biomecánicos y padre de la criatura. Junto a la oscura genialidad visual, destaca un argumento simple pero efectista, que consigue desarrollar a la perfección la sensación de angustia. La interpretación más graciosa que he oído acerca del film, es la de que simboliza la masculinidad (el alien y su lengua minialien como extensión fálica) en su lucha contra las féminas (la valiente teniente Ripley). A mí simplemente me parece la mejor película de sustos que haya visto.

La mosca (David Cronenberg)


Al igual que La cosa, se basa en un clásico al que supera. La historia es totalmente recurrente dentro del género, ya desde la época de Víctor Frankestein: el mad doctor y su fascinación por el éxito científico que le lleva a consecuencias no tan satisfactorias como las que esperaba. Cronenberg le añade sus propias obsesiones personales, la nueva carne otra vez, junto a su también típica y desinhibida forma de mostrar lo grotesco en pantalla, sin cortarse ni un pelo gracias a los FX propios de aquella maravillosa época para el cine bizarro-comercial que fueron los ochenta.

El resplandor (Stanley Kubrik)


Hay que reconocer que la filmografía de Kubrik no es demasiado extensa. Pero cuando paría una película, siempre creaba una obra maestra del género al que perteneciese, ahí están 2001, Senderos de gloria o El resplandor, por ejemplo. Esta última es un alarde de técnica cinematográfica; el empleo que hizo de la steady-cam supuso incluso un importante desarrollo de sus posibilidades para el cine posterior. Muchos la tildaron de fría, de mero experimento formal, entre ellos el autor del libro en el que se basa, Stephen King. Los no precisamente agradables sueños que me provocan la claustrofobia del triciclo correteando por los pasillos, el río de sangre del ascensor o el careto de Nicholson asomando por la puerta destrozada me dicen lo contrario.

La matanza de Texas (Tobe Hooper)


Es cutre, con grano por haberla hinchado a treinta y dos milímetros, y con un argumento prácticamente nulo. Un freak show de la América profunda con sangre y mierda de pollo por los rincones y caníbales endógamos como maestros de ceremonias. Unos chavalines perseguidos sin ton ni son en una granja de los horrores por un energúmeno con una motosierra durante hora y media de metraje. Es brutal, feísta y desagradable como una pesadilla. Como tiene que ser algo que pretenda aterrorizar.

Nosferatu (F.W. Murnau)



La primera de un sinfín de adaptaciones a la gran pantalla sobre Drácula. Curiosamente, la viuda de Bram Stoker no cedió los derechos para la recreación de la novela, por lo que se tuvieron que cambiar algunos detalles argumentales de la historia, siendo el más llamativo el nombre del protagonista, que pasó a ser Conde Orlock. Es una gozada visual, con su empleo de los procedimientos habituales de la escuela expresionista alemana: los claroscuros en la iluminación, el simbolismo de las imágenes, o la plasmación distorsionada de los personajes y los escenarios. En el 2000 se estrenó La sombra del vampiro, excelente película que narra, muy libremente, el rodaje de Nosferatu y que se basa en la idea de que Max Schreck era un verdadero chupasangre.

Suspiria (Dario Argento)


El bueno del realizador italiano otra vez con las constantes de su cine. Barroquismo en el empleo de la cámara y en los escenarios (la mayoría de las veces sin demasiado sentido) e imaginación bizarra sin complejos . Esta vez para una peculiar historia de brujas que regentan una academia de baile ¡¿?! Lo que más acojona es que sale Miguel Bosé dando saltitos enfundado en unas mallas ajustadas (he de decir que la gracia no es mía, pero es tan buena que merece serlo, ejem). No sé exactamente por qué, pero da verdadero miedo.

El escandaloso video de Pedro J. (Pedro J. Ramírez)

Esa calvorota refulgiendo como un cuchillo a la luz de los relámpagos. Ese decadente corsé victoriano de color rosa. Esa gigantesca hembra que le trabaja el culo como si de una tortura inquisitorial se tratara. Y, sobre todo, esa voz, esa voz afilada y demencial que susurra y me taladra los oídos en las noches de luna gibosa: “me vas a mearrrrrr, me muero de ganas”. Si habiendo visto esto volvéis a ser los mismos, es que no tenéis sangre en las venas.

22 comentarios:

Maki Chan dijo...

Se ha puesto de moda imitar "Al final de la escalera"

Gran blog, un saludo.

nonasushi dijo...

De momento de acuerdo...
Saludos a todos

BUDOKAN dijo...

Como siempre un genial post sobre cine aunque lo que más me atrajo es aquella teoría del comienzo que nos define un poco antropológicamente con las otras especies y de como el terror opera sobre nosotros. Saludos!

estanli cuvric dijo...

La cosa es la mejor película de la historia pasada, presente y futura.

[modo exagerado off]

No en serio, estoy totalmente de acuerdo con La cosa pero, sinceramente, yo no colocaría Hellraiser ni The Ring en el Top 10, quizá sí en el Top 25.

Esperaremos a la segunda parte del posto.

Higronauta dijo...

Empiezo discrepando, por aquello de azuzar polémica: discrepo con la selección de The Ring. Como punto de inflexión en el cine asiático para la perspectiva occidental, bueno, venga, vale. Pero dejando esto de lado, existen muy muchas cintas de terror asiáticas que la superan con creces, por citar un par, el clásico Kwaidan y la original Hausu.

Gonzalo navas dijo...

Mi favorita de las que has puesto es "la Cosa",es sencillamente la hostia.
Hablando de Cameron yo pondría "Terminator" que no se engañe nadie,esa película en el 84 era de miedo.

Milgrom dijo...

Yo de momento no discrepo...igual en el puesto del ránking sí, pero no en las pelis que has puesto.

Boris dijo...

Sobra decir -aunque ahora lo diga- que la selección es totalmente personal y limitada a mi bagaje como espectador.
Por otra parte, señalar que no es un ranking, el orden de las películas no tiene que ver con mi consideración hacia ellas.
Gracias por leernos!!!

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Pues de momento me gustan muchísimo, hombre, no pondría ninguna de las tres, pese a encantarme insisto, entre las 10 mejores pelis de terror, ya que el cine tiene mucho recorrido y de momento son todas recientes, pero vamos, ninguna es indigna ni muchísimo menos.
Buena selección, saludos!

Mario dijo...

"...limitada a mi bagaje como espectador"

¡Que es terrorífico, doy fe! Infinitamente más extenso que como escritor ;-)

Yo estoy de acuerdo practicamente con toda la lista, que en su día contribuí a elaborar. Exceptuando que habría puesto The grudge en vez de The ring y no sé si me habría ahorrado Suspiria.

En cualquier caso, respecto a lo que dice Ivan, cierto es que el recorrido del cine es amplio, pero nuestro recorrido como espectadores tampoco es pequeño, y aún así, nos quedamos en los ochenta...

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Mario, no me diga lo de Suspiria, que la tengo en un pedestal esa película XXDD..
Saludos

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Pues de nuevo, me gustan todas, pero debo hacer una aclaración, quitando Nosferatu, la lista me deja la sensación de ser muy deudora de gustos populares y populistas. Echo de menos algo de más riesgo y obras clásicas rompedoras.
En cualquier caso, estupenda lista.
Saludos!

Cazador dijo...

En los tiempos que corren, alabar este tipo de pelis es lo arriesgado.

Enhorabuena por el post..

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Discrepo..XXDD, el riesgo no es alabar las que todo el mundo aprecia, sino aquellas que pocos conocen, eso es riesgo, no apostar sobre seguro.
Aunque insisto, con riesgo o sin él, son estupendas.
Saludos

Milgrom dijo...

Y yo que aún no he visto el video del Pedro J., ¿ronda por el youtube?

Mario dijo...

Ivan, no creo que Boris estuviera pensando en cuales son realmente las mejores películas de terror de la historia del cine.
Simplemente nos juntamos y elegimos diez de las pelis que más nos habían hecho disfrutar desde pequeños y más veces habíamos visto.
Que Boris de su punto de vista pero en principio no creo que deba tomarse el post de forma tan estricta. Cada cosa en su contexto.
Además, este tipo de cine fue el que inspiró este humilde blog y, por supuesto, nuestro favorito.

Por otro lado, depende en que círculos ya lo creo que sería arriesgado decir que La cosa o La matanza de Tejas son grandes obras maestras.
Si dices que La critarura del lago negro o La novia de Frankenstein son OM quedas de puta madre, pero si te gusta Fredy eres un freak.
Incluso la serie Z tiene mejor prensa hoy día...

Buen debate! :-D
Saludos!

PD: Milgrom, el video de PJ no creo que esté en Youtube xq es bastante X.
Por cierto, ole los wevos que tuvo en su día respecto a esto. Mira que el tío no es santo de mi devoción, pero bien merece un aplauso.

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Entiendo, es que había entendido mal, pensaba que era análisis histórico y no emocional. Entonces entiendo al 100% la lista por supuesto.
Lo de La Cosa ahora que comentas, es curioso, en su época masacrada y ahora elevada a los altares por la nueva generación de cinéfilos, si es que está claro que hay que darle tiempo a las películas para que cojan su verdadero significado.
Saludos!

estanli cuvric dijo...

Puedo estar más o menos de acuerdo, lo que está claro es que son grandes flins. Sin embargo me falta El Exorcista que, nos guste o no, ha hecho merase de miedo a media humanidad.

Ivan aka Imazur2002 dijo...

El Exorcista me imagino que saldrá en la próxima remesa, yo le aseguro estanli, que media humanidad no se, pero que a mi me provocó pesadillas constantes, es la película más terrorífica que he visto en mi vida, y que veré.
Saludos

Cesare dijo...

Me falta algo de la Hammer, un Romero y Psicosis, pero en general me gusta la lista... Y aplaudo la capacidad de elaborar una... Yo sería incapaz de elegir diez...

Super Cerebrina Mandri dijo...

Yo creo que considerar El Resplandor como una película de terror es gratuíto porque la verdad es que me partí de risa cuando la ví, en especial por las caras de pan de molde que pone Jack Nicholson.

La mejor versión de Nosferatum es bastante desconocida y no es que dé miedo pero al menos mete al personaje bastante en su contexto. Es la genial Nosferatu de Werner Herzog, con Klaus Kinski bordando en la perfección el papel de vampiro.

The ring giña bastante porque justamente el espectador (tú) está viendo el famoso vídeo y piensas.... mira que si ahora se escoña la tele y de seguido suena el teléfono....

eder yoshi dijo...

puess de esas peliculas nadamas
me iria por la de hellraiser vi las
8 partes i mui buena saga

i de mas peliculas de terror

hellraiser
evil dead
dead alive
rawhead rex