Speed racer (2008)


La película que hoy tenemos entre manos rompe una barrera imaginaria en lo que a adaptaciones de cómic japonés en Hollywood se refiere. Las superproducciones centradas en los héroes de ojos rasgados no se detendrán aquí sino al contrario, y en relativamente poco tiempo veremos la explosión de este tipo de productos. Ya está a la vuelta de la esquina la película de Dragon Ball y hace tiempo que se habla de las versiones yanquis de Evangelion o de la extraordinaria El lobo solitario y su cachorro.

Si bien la llegada a nuestra pantallas de apuestas de este pelo es una buena noticia, lo cierto es que Speed Racer no rompe el hielo con demasiado buen pie. Con la clara intención de ser un producto para toda la familia, entretenido y sin muchas pretensiones, las aventuras del joven Speed acaban resultando algo aburridas y confusas. Con una puesta en escena y una dirección artística, eso sí, absolutamente deslumbrantes.

Los personajes de la peli proceden del manga original realizado por el mítico Tatsuo Yoshida. Posteriormente Tatsunoko Productions llevaría a cabo el inevitable anime, que se emitió en Japón entre 1967 y 1968. El título original de la serie era Mach, GoGoGo! Juego de palabras entre el “¡vamos!” en inglés y el “cinco” en japonés (de ahí el nombre del coche: Mach 5)

En España conoceríamos al joven Speed Racer (o Go Mifune en el país nipón) con el lírico nombre de Meteoro. Sus minimalistas peripecias al volante del Mach 5 se emitieron en nuestro país a principios de los setenta por primera vez. En cualquier caso está claro es que yo personalmente no pillé esos dibujos de pequeño, por lo que el componente nostálgico no se interpuso a la hora de juzgar (por decir algo) la peli en la sala de cine.

Speed Racer es una película de los hermanos Wachowski, y como tal no está exenta de planos espectaculares y apuestas atrevidas. La sobredosis de color y el abuso del croma en la cinta es absolutamente brutal. La dirección artística es rompedora, desde luego, y también arriesgadísima, porque lo cierto es que la peli cansa mucho de tanto barroquismo gominolesco (¡toma palabro!) No obstante, la claridad, calidad y espectacularidad de las escenas de acción rodadas por los excéntricos hermanos en el pasado, se diluye en esta ocasión, con unas carreras de coches confusas e indefinidas, en las que muchas veces se pierde la noción de lo que está pasando.

Los constantes toques de humor no hacen gracia, y la carrera final sobra (sobre todo cuando el punto álgido de la peli es la carrera de Casa Cristo, sin duda alguna) Además la peli malgasta la participación de auténticos actores carismáticos como John Goodman o Susan Sarandon, dando más protagonismo a otros personajes menores, como por ejemplo al insoportable hermano pequeño Spirtle y a su mono. Los hermanos Wachoski naufragan entre olas de color chillón y estrafalarias secuencias más cercanas a los decorados de La bola de cristal que al mítico anime.

En definitiva, es justo valorar la arriesgada apuesta que propone la peli y que Joel Silver deje que los Wachoski lleven sus delirios cinéfagos hasta el extremo, sobre todo cuando se están gastando su pasta. Sin embargo me veo en la obligación de decir que la peli me aburrió un poco, sobre todo al final y cuando la familia visita la multinacional Royalton. Vistos los mimbres, un obstáculo insalvable.

Dictamen: II


(*) Artículo publicado inicialmente en el magnífico weblog de cómics Es la hora de las tortas!!!



7 comentarios:

allicroom dijo...

El dictamen esta bien??¿¿¿?? no te has equivocado al poner IV y tendrías que poner un II? Porque sino no entiendo esa pedazo de crítica en todo el post (excepto lo de la dirección artística y lo arriesgado del asunto).

Mario dijo...

Iba adecir lo mismo, así que no me repito. Ya queda menos pa Suances, la emocion me embarga. Algún proyeccto entre manos para pasar a la fama? "Me muero de ganas" ;)

Cesare dijo...

personalmente la encontré divertidisima...

imagenes y palabras dijo...

Pues es una auténtica e indiscutible obra de arte.

BUDOKAN dijo...

Aún no pude disfrutar de esta obra que se presenta impactante a nivel visual. Saludos!

j.d. dijo...

Sinceramente, creo que es la película que menos ganas tengo de ver (junto al último "Indy"). Aunque, como casi siempre, también caerá jeje

Mario dijo...

Ooops!

Subsanado el error en el dictamen. Efectivamente no se merece un IV ni de broma :-P

Saludos!