Predators (2010)


Si no puedes hacerlo mejor, copia lo bueno. Así de clara es la tercera parte de la saga Depredador (Porque no esperaréis que cuente AvP 2 como la cuarta parte, ¿verdad?) Nos volvemos a sumergir en el cine de acción y ciencia-ficción de los 80's. Menos efectos digitales, más efectos físicos y el opening más atractivo e inesperado de la saga, que te mete de lleno en la historia.

Enseguida se presentan los estereotipados personajes, que son el punto fuerte de la película. Todos y cada uno de ellos cargan mil y una batallas a las espaldas, y eso se nota: Desde un Mexicano de los cárteles de la droga hasta un miembro de escuadrón de la muerte en Sierra Leona. De entre todos ellos me encantaron dos, un Yakuza poco charlatán y un Rednex presidiario (aunque a estos personajes les falten minutos de película, los cuales se chupan los protagonistas Adrien Brody y Alice Braga que también están genial)

La película me ha gustado bastante, me ha dado lo que yo quería, una atmósfera casi tan opresiva como la de la primera parte, un grupo adiestrado y a la altura de plantar cara a cualquier alimaña del espacio y algún que otro giro casi inesperado. También tiene sus contras: pese a que sale bastante sangre, no es ni la mitad de gore que las cintas anteriores, y el saber cómo es el bicho al que se enfrentan le quita lógicamente tensión. Pero bueno, después de ver depredadores en cuatro películas es normal que el factor sorpresa no exista.

Lo mejor: La banda sonora, los personajes y los guiños a la primera parte, canción de los créditos finales incluida.
Lo peor: Los predators no están tan bien enseñados en el arte de la caza como antaño, y eso es culpa de la E.S.O. que ya ha jodido varias generaciones.

Y por cierto, nos timarón con la imagen del tráiler en la cual Adrien Brody está siendo apuntado por decenas de miras láser de los depredadores, todo fue un burdo truco para la promoción. En la película tan sólo se ve una única mira. Robert Rodríguez, ojala te salga un hijo con cara de Depredador.

Dictamen: III

No hay comentarios: